El FICM en la Ciudad de México

Después de una semana de exhibición de películas nacionales e internacionales, el Festival Internacional de Cine en Morelia (FICM) organiza una pequeña gira donde algunas de estas obras podrán verse en varios cines de la Ciudad de México del 2 al 11 de noviembre. De las cintas que componen esta selección, recomendamos cinco títulos imperdibles para aprovechar su paso por la capital.


Poner de manifiesto la desigualdad en el país

La camarista (Dir. Lila Avilés, 2018)

Ganadora del Premio Guerrero de la Prensa y del Premio a Largometraje Mexicano, la ópera prima de Avilés fue la justa y avasalladora ganadora en esta edición del festival. La camarista es un ejercicio de observación sobre la vida de Eve (Gabriela Cartol), una camarista en un lujoso hotel de la Ciudad de México. A través de las horas de trabajo de Eve, Avilés pone de manifiesto la desigualdad que permea al país; la diferencia con otras cintas —y probablemente el gran acierto del director— es que es a través de pequeñas acciones, anécdotas y convivencias entre personajes, donde la crudeza da espacio para la belleza y la comicidad.

La camarista profundiza en lo que otras películas (como Roma, su gran contemporánea), no saben abordar sin el dejo del melodrama, la condescendencia y la victimización.


El robo al MNA como viaje introspectivo

Museo (Dir. Alonso Ruizpalacios, 2018)

Una anécdota que pasó a la historia es contada con agudeza y humor negro en Museo, el segundo largometraje del mexicano Alonso Ruizpalacios. Después de que Juan (Gael García Bernal) y Benjamín (Leonardo Ortizgris) roben más de 100 piezas arqueológicas del Museo Nacional de Antropología en los años 80, iniciarán un viaje introspectivo que, más que hacerlos reflexionar sobre el acto de robar, los colocará en un sitio inseguro, triste y avasallador sobre su futuro en un país desigual.

Con Museo, Ruizpalacios define por completo su estilo y nos regala secuencias grandilocuentes con sutiles homenajes al cine que lo marcó y que es, además, un vecino inmediato del México de aquellos años.


Tensión e incomunicación entre bailarines

Clímax (Dir. Gaspar Noé, 2018)

La película más reciente del director argentino es un pase directo a la adrenalina, el thriller y la expresión corporal en su máxima expresión. Después de hacer una audición y decir hasta dónde serían capaces por su amor a la danza, un grupo de bailarines seleccionados forman una suerte de compañía de danza; sin embargo, las normas y las interacciones entre ellos van más allá de las reglas de cualquier escuela y un día, después de un ensayo, la celebración entre camaradas cambiará a un ritmo vertiginoso, exponiendo la tensión y la incomunicación entre ellos.

Gaspar Noé recurre otra vez a los colores y los movimientos de cámara acelerados, todo esto añadiendo uno de los puntos más fuertes de la película: la música, una banda sonora convulsiva que acompaña el in crescendo de las acciones, la celebración y la violencia.


Frivolidad y desconexión en el futbol

Diamantino, (Dir. Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt, 2018)

Una película sobre la frivolidad y desconexión del mundo futbolístico con la realidad, Diamantino tiene por personaje principal a la parodia del jugador portugués Cristiano Ronaldo, y es a través de su ingenuidad, perritos gigantes de algodón, dos espías y unas gemelas malvadas, donde veremos una dura crítica a la ultraderecha en el mundo que está a favor del cierre de fronteras.

Lo que hacen Abrantes y Schmidt es crear una película extraña, llena de comicidad muy cercana al ridículo para hablar de lo que sucede en nuestros días con la crisis migratoria en Europa, el desprecio y la anulación de derechos humanos para la comunidad LGBTTTI, y los experimentos con la naturaleza nacidos de la codicia.


Un hito entre las historias de rumberas

Aventurera (Dir. Alberto Gout, 1949)

Cada año, el FICM proyecta diferentes clásicos mexicanos, oportunidades únicas para verlos en pantalla grande. En esta ocasión, la Ciudad de México recibe Aventurera, de Alberto Gout, una película mexicana fundamental para entender el hito y la configuración del cine de rumberas en México.

Esta Aventurera, con todas las variaciones actuales en cine y teatro, es única e irrepetible pues cuenta con la actuación y los números musicales protagonizados por la icónica Ninón Sevilla como Elena Tejero. Una imperdible para los seguidores acérrimos del cine clásico.

 

Arantxa Luna
Crítica de cine.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.