Aportaciones al mundo cinematográfico en 2017

Este listado incluye las mejores películas que tuvieron su estreno comercial en México en 2017.

Siempre es difícil definir “lo mejor” del año. Basado totalmente en la subjetividad, este listado incluye, en su mayoría, películas que tuvieron su estreno comercial en México en 2017. Probablemente algunas ya aparecieron en listados del año pasado debido a su paso por festivales y muestras especializadas, sin embargo, es importante destacar que su estreno comercial permitió que más espectadores pudieran conocerlas. Al final, el único hilo conductor es su aportación al mundo cinematográfico desde diferentes trincheras: desde las formales hasta de contenido.


Jackie, de Pablo Larraín

Aficionado a las historias individuales que marcaron un momento en la historia, Larraín elige a uno de los personajes secundarios más importantes: Jackie Kennedy. Despojada de todo morbo, la mirada de Jackie se convierte en una sorprendente radiografía de la condición femenina.


Voraz, de Julia Ducournau

El interés de Ducourneau por combinar la adolescencia, el sexo y el canibalismo logra lo que parece imposible: alejarse de las dosis gratuitas de sangre y carne para construir una historia transgresora sobre el deber ser en una mujer que pelea contra un mundo cruel y despiadado.


Paterson, de Jim Jarmusch

La suavidad y la delicadeza del estilo de Jarmusch en su máxima expresión cuando hace de la aparente monotonía del día a día una declaración de principios de un soñador que sabe que los momentos más memorables suceden en los detalles, en una libreta y una pluma para escribir poemas.


A Ghost Story, de David Lowery

La trágica historia de amor es desafiada por esta suave pieza audiovisual en donde un fantasma rechaza el descanso eterno para acompañar desde la penumbra a la mujer que ama; sin embargo, todo cambia cuando la soledad y la confusión invaden lo inmaterial y tratan de destruir la memoria e imponer el olvido.


Ella es un monstruo, de Nacho Vigalondo

El híbrido más extraño de este año: la combinación de una película de ciencia ficción con una chick flick noventera da como resultado un repaso certero, doloroso y divertido sobre lo que significa ser alguien en un mundo tan incomprensible. La mejor actuación de Anne Hathaway hasta la fecha.


Tempestad, de Tatiana Huezo

Con un considerable recorrido por México y el mundo, Tempestad aparece en esta lista porque día a día reafirma su relevancia casi como un documento histórico sobre el horror y la injusticia en una guerra sin fin en el país. Nominada al Goya como Mejor Película Iberoamericana, el trabajo de Huezo la coloca como una de las documentalistas más sensibles en el mundo.


Rostros y lugares, de Agnès Varda y JR

Aunque su estreno está programado para 2018, el regreso de Agnès Varda al frente y detrás de una cámara es, por sí mismo, un acontecimiento; sin embargo, este audiovisual, que a la vez es un documental, una declaración de principios y un jugueteo creativo, es uno de los más frescos y sinceros en mucho tiempo; un suave repaso por los miedos, las inquietudes y las aventuras de una de las cineastas que definió una época.


Did You Wonder Who Fired The Gun?, de Travis Wilkerson

Este año fue marcado por el fantasma de la intolerancia y, en este contexto, muchas voces recordaron la oscura historia de Estados Unidos en temas raciales y de injusticia. Travis Wilkerson encuentra en el documental una manera de combinar su estilo más cercano al cine experimental y repasar un capítulo familiar que marcó, con seguridad, sus intereses cinematográficas. Una imperdible en la era Trump.


Maquinaria Panamericana, de Joaquín del Paso

Los paisajes grises de la Ciudad de México son el escenario para la extraña supervivencia de un grupo de personas de la legendaria burocracia mexicana. A través de diferentes dinámicas de interacción, la vida en las oficinas tomará una atmósfera extraña digna del ojo de David Lynch. Una de las mejores representaciones de la decadencia en la sociedad laboral mexicana.  


La libertad del diablo, de Everardo González

De la mano de Tempestad, la última producción de González es un enfrentamiento crudo y directo con la crueldad y la violencia del país. A diferencia de su documental hermano, La libertad del diablo recuerda el alcance emocional de un audiovisual.


Sieranevada, de Cristi Puiu

Como una coreografía perfectamente armada, Sieranavada es un viaje por las interacciones familiares, sus dinámicas, sus demonios y sus aciertos. Con un guión sencillo pero muy puntual lo que vemos en la pantalla nos recuerda a la fuerza creadora agridulce que surge un domingo cualquiera cuando decidimos reunirnos en familia.


Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve

Esperada como pocas películas, la nueva entrega sobre una sociedad dominada por el consumo y el desecho de las maquinas, resultó ser una experiencia amarga. Su inclusión en este listado responde a la maestría como director de Villeneuve y a su aguda percepción sobre la ciencia ficción. Con sus errores y sus aciertos, Blade Runner 2049 marca (para bien, o al menos mejor que muchas otras películas) una época en la que la nostalgia por el pasado ha encontrado en el audiovisual una salida fácil para cubrir ambiciones mercadologicas.

 

Arantxa Luna
Crítica de cine.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.