Categoría: Cine

La otra guerra

Es un bello paraje de americano. La luz traspasa la sombra de los árboles que escuchan el canto de una niña. Los colores pastel se funden con una técnica impecable hasta que el único desperfecto aparece en pantalla: mal herido y asustado, un hombre pide clemencia.

Atómica, para dejarse ir a la altura de cualquier Bond

Decir que es una sorpresa que Charlize sabe patear traseros, sería olvidar que su presencia fue una de las razones que hicieron a Mad Max: Fury Road un trabajo tan notable; pero luego de lo que logra la actriz en Atomic Blonde, difícilmente volveremos a ver a las heroínas de acción de la misma manera.