Autor: Fernando Bustos Gorozpe

Contra la positivización del amor

En las sociedades actuales donde la conciencia de clase parece difuminarse en el instante en que nos volvemos consumidores, el amor se ha vuelto un dispositivo que permite acercarnos al otro y aprehenderlo como objeto que posibilita un goce, no ya un desgarramiento.

La gran apuesta

The Big Short es una gran ejecución cinematográfica y un punto alto en la carrera de McKay, lo cierto es que adolece de carisma común capaz de enganchar a más de la mitad de la sala. La apuesta por un nuevo estilo que, incluso se da el lujo de delimitar los hechos reales a como son ahí narrados, ha mermado otros aspectos de la cinta.

El renacido

Es magnífico ver The Revenant en la pantalla grande, no por la historia sino por el paisaje, por las tomas, por algunas actuaciones. Fuera de eso es quizá la cinta más ajena de Iñárritu en tanto que poco se alcanza a ver de él y sí mucho de Lubezki.

¿De qué hablamos cuando hablamos de cine?

Es indudable, que el cine, hoy en día ocupa el lugar hegemónico entre las artes, y esto, no sólo a razón de las enormes ganancias que, como industria genera a nivel internacional, sino que, socialmente, se ha convertido en el arte que logra un mejor acercamiento a las masas, es éste el que las interpela de forma más directa en tanto que hay una facilidad para poder leerlo.

Cuerpo e inteligencia artificial en el cine

Para dimensionar lo mucho o poco que se ha trabajado y evolucionado en la problemática de la inteligencia artificial en el cine, hay que considerar también la aparición del tema en la ciencia y la filosofía, pues aunque en el cine aparece prematuramente, el término como tal se acuña hasta 1955

Una apología de Jurassic World

Más que secuela, Jurassic World es un reboot postmoderno. En lugar de intentar obviar la primera cinta, la toma de pretexto para cerrar un ciclo con aquellos fans aprendices de paleontólogos y llevar la historia a un nuevo contexto infladísimo por la ciencia ficción contemporánea. Ahí el villano no es ya el conocido Tyrannosaurus Rex sino el Indominus Rex, un golem hijo del capitalismo capaz de sorteárselas a cualquier cambio de ambiente y que gracias a su facultad epistémica, deviene en trasatlántica amenaza para el parque, cuya única opción de salvación recae en el ex militar Owen Grady (Chris Pratt) y su manada de Velociraptors adiestrados a la César Millán.