Author: arantxa-luna

El FICM en la Ciudad de México

Después de una semana de exhibición de películas nacionales e internacionales, el Festival Internacional de Cine en Morelia (FICM) organiza una pequeña gira donde algunas de estas obras podrán verse en varios cines de la Ciudad de México del 2 al 11 de noviembre. De las cintas que componen esta selección, recomendamos cinco títulos imperdibles para aprovechar su paso por la capital.

Las clases sociales en el cine mexicano

El cine es una de las grandes plataformas para acercarse al estudio y representación de las clases sociales. En México, la cinematografía se ha encargado de trabajar con el binomio riqueza-pobreza desde una mirada que abusa de los estereotipos y que usa la curiosidad para llegar a la condescendencia. Sin embargo, en esta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, tres cintas abordan esta problemática con una mirada diferente.

Ayotzinapa en la memoria audiovisual

A cuatro años de la trágica noche del 26 de septiembre en Ayotzinapa, Guerrero, donde fueron desaparecidos 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, presentamos una selección de documentales que resultan alternativas a la historia oficial. Algunos son ejercicios informativos y otros se acercan a las historias de vida, pero cada uno tiene una preocupación por recordar, por hacer memoria.

Heridas abiertas: la familia es el caos

Heridas abiertas arroja a la reportera Camille, la protagonista que vuelve a su ciudad natal, a un pasadizo con pocas salidas. Mientras investiga el homicidio y la desaparición de dos adolescentes, el personaje encarnado por Amy Adams confrontará a su posesiva madre y a su “tradicional” comunidad para llevar a cabo un tour de force psicológico en una de las series más esperadas de la temporada.

Dietland: contra el imperio de la imagen

Dietland narra la historia de doce mujeres sobrevivientes de abuso físico y sexual que exponen su vida para tratar de transformar al mundo. Los cuestionamientos que se hacen los personajes son las constantes que alimentan los debates sobre el tipo de feminismo al que se le debe dar el visto bueno. La ambivalencia entre la violencia y el pacifismo es el motor de maduración para la protagonista.