Un don excepcional

Un don excepcional (E.U.A., 2017)
(Gifted)
Director: Marc Webb
Género: Drama
Guionista: Tom Flynn
Elenco: Chris Evans, Mckenna Grace y Lindsay Duncan

La vida de un niño genio puede ser muy distinta a la de otros niños: atendiendo a escuelas especiales, continuamente rodeándose de adultos y dedicándose a temas muy específicos como ciencias, matemáticas, etc.

Después de una vida así, aislada y sin otros intereses que la apasionaran, Diane, una joven prodigio de las matemáticas, decidió quitarse la vida; no sin antes dejar a su hija Mary al cuidado de su hermano Frank (Evans), quien se hace cargo de la pequeña (Mckenna Grace) hasta que cumple 7 años, momento en que comienza la historia de esta cinta.

Frank le ha dado a su sobrina una vida que, considera, hubiera hecho feliz a su hermana: una escuela normal, juegos al aire libre, lecturas de matemáticas estimulantes y toda la libertad para cuidar de un gato tuerto llamado Frank.

Mary parece bastante satisfecha, pero luego de un altercado en la escuela, Evelyn Adler (Duncan), la madre de Frank, reaparece en sus vidas dispuesta a pelear por la custodia porque considera que Mary no está viviendo al máximo su potencial.

Gifted ofrece entonces un debate interesante, ¿es más importante desarrollar el potencial intelectual o cultivar el plano emocional, social y afectivo? En el meollo de esta historia parecería que no puede tener ambos.

En un papel muy distinto al del Capitán América, Evans se aleja de los efectos especiales del universo de Los Vengadores con un drama muy emocional, sin embargo, hay instantes que no termina de convencer como Frank, especialmente cuando éste pasa por malos momentos. En contraparte, la actuación de la pequeña Mckenna Grace resulta un deleite gracias a su naturalidad, carisma y “chispa”. Genuinamente le creemos todo lo que dice y siente. No es fácil protagonizar una niña sabelotodo sin que ésta caiga mal pero Grace cumple con creces.

También está Jenny Slate (ex novia de Evans en la vida real) en el papel de Bonnie, la maestra dulce que, obviamente, se involucrará sentimentalmente con el protagonista. Y como la “amiga siempre fiel”: Octavia Spencer, quien ofrece un papel similar a trabajos anteriores. En particular resulta difícil no recordarla por su extraordinaria labor en The Help, o recientemente en Hidden Figures.

Webb, a quien conocemos por 500 Days of Summer y The Amazing Spider-Man, logra una cinta cumplidora gracias a su encantadora protagonista, aunque tiene una problemática con la que resulta fácil identificarse. La presencia de Evans podría ser más jugosa. Los mejores momentos de esta historia se dan precisamente en las interacciones entre Frank y Mary, quienes, como casi cualquier pareja, suelen mostrarse cariño aún cuando no se soportan.

Esta es una película que deja pensando qué debería priorizarse en la vida de un niño genio: el conocimiento intelectual o una infancia “normal”. Es también una invitación a encontrar un feliz punto medio.

Gifted tiene una trama sencilla y melodramática pero que cumple cabalmente con conmover e, incluso, con sacar una que otra lágrima. Y no es una película perfecta pero sin duda la protagonista sí tiene un don excepcional.

Ojalá la veamos en mucho más.

Deja un comentario