Nacidos en China

Nacidos en China
(Born in China)
Director:
Chuan Lu
Género:
 Documental
Guionistas: David Fowler, Brian Leith, Phil Chapman y Chuan Lu
Narradores: John Krasinski (inglés), Jorge Poza (español)


Los documentales sobre la naturaleza han tenido que evolucionar. Ya no es suficiente tener a un narrador hablando sobre hermosos paisajes o dando datos duros sobre el comportamiento animal; las audiencias han cambiado, como también el nivel de atención de los espectadores, quienes buscan nuevas formas de ser sorprendidos.

Entendiendo estos cambios, Disney Nature entrega su novena producción: Born in China, un documental enfocado en especies nativas de China, pero realizada casi como película de animación, pues a los animales se les otorga nombre y cualidades antropomorfas que los dotan de personalidad.

Hay pocos lugares en la Tierra que pueden equipararse con los impresionantes paisajes y el patrimonio cultural de China, y tomando esto como punto de partida, el documental muestra cinco diferentes especies —casi como salidas de Kung Fu Panda—: grullas, leopardos de nieve, antílopes tibetanos (chirú), monos (langur chato dorado) y, por supuesto, pandas.

Desde el primer bloque se nos presenta un animal específico de cada especie y se le otorga un nombre, siendo los protagonistas la leopardo Dawa, el joven mono Tao Tao y Ya Ya, la madre panda que cuida de su pequeña Mei Mei. Hay un involucramiento desde el inicio, estos animales se vuelven los protagonistas de su propia historia; tienen motivaciones, objetivos, obstáculos y hasta antagonistas.

Por supuesto, al mostrar especies que para la mayoría son lejanas, cada capítulo o anécdota resulta novedosa: lo que deben hacen para alimentarse, quiénes son sus depredadores o cuál es su dinámica familiar. Vamos conociéndolos más de cerca y en consecuencia involucrándonos con ellos. Deseamos que estén a salvo.

Además de esta peculiar narrativa (muy Disney), el documental tiene otro gran valor, la fotografía realizada por cinco cinematógrafos: Justin Maguire (responsable de los monos), Shane Moore (encargado de los leopardos), Rolf Steinmann (a cargo de los antílopes), Paul Stewart (quien filmó a las grullas y a los pandas) e Irmin Kerck, quien estuvo a cargo de la fotografía área. Cada uno, como se ve en la secuencia de créditos, tuvo que pasar por situaciones muy adversas: frío, calor, viento, nieve o cansancio con tal de lograr las tomas: acercamientos impresionantes a los animales o hermosos time lapses que muestran el cambio de las estaciones.

Coordinando todo estuvo Chuan Lu, director de trabajo como The Missing Gun, presentada en los Festivales de Cine de Cannes, Venecia y Sundance; Mountain Patrol, la historia de los tibetanos que lucharon por proteger el antílope tibetano que obtuvo el premio especial del jurado en el Festival de Cine de Tokio, o City of Life and Death, ganadora de varios reconocimientos en Asia. Además de dirigir, Lu coescribió este guión y comandó a un equipo de cientos de técnicos en varias locaciones a lo largo de tres años.

Otra de las decisiones de Lu fue incorporar conceptos chinos sobre la vida y la muerte; por ejemplo, que en China la muerte no supone el fin de la vida, sino un nuevo comienzo. Así —muy al estilo de El Rey León— la muerte se refuerza como algo natural; unos vivirán, otros no, pero todo sigue adelante.

Se agradece que este sea un documental que nos recuerde la belleza de la naturaleza y la magia de las criaturas que habitan en ella; animales que, aunque habitan en China, gracias a la magia del cine vemos a sólo unos metros de distancia (y sin necesidad de jaulas).

Estrenada cercana al Día de la Tierra, Nacidos en China es definitivamente una muestra más del fascinante mundo animal. Y aunque a diferencia de trabajos como An Incovenient Truth no muestra el impacto que los humanos tienen en el hábitat de estas especies, siempre es bueno tener la oportunidad de reflexionar, de aprender o de enseñarles a los más pequeños la majestuosidad del planeta en el que vivimos.

Datos curiosos sobre los pandas:

  • China es el único lugar en el mundo donde los pandas gigantes viven libres en la naturaleza.
  • Los pandas gigantes viven en el centro de China en las secciones de Sichuan, Shaannxi y Gansu, en elevaciones que van de los 5 mil a los 10 mil pies.
  • China tiene 67 reservas protegidas para ayudar a salvar el hábitat de los pandas.
  • Los machos pesan entre 86 y 125 kilos, las hembras entre 70 y 100 kilos.
  • Al nacer, los bebés panda pesan entre 85-141 gramos; su madre es 900 veces más grande.
  • Los pandas nacen de color rosado, sin pelo y ciegos. No se irán lejos de su mamá hasta que tengan más de seis meses.
  • Comen alrededor de 18 kilos de bambú al día.
  • Los pandas gigantes son osos, pero no hibernan. Sin embargo, pasan mucho tiempo descansando y durmiendo cuando no están comiendo.
  • Recientemente, la especie pasó de la categoría de peligro de extinción a vulnerable, pues de acuerdo con la International Union for Conservation on Nature entre 2004 y 2014 hubo un incremento en la población, encontrando recientemente 1864 pandas viviendo en China en libertad.

Deja un comentario